EL PLANETA DE LOS SIMIOS

 

Imagínate que pasaría si de pronto, la locura humana, Provoca una catastrofe mundial, y bombas de neutrones acaban con la raza humana dejando las cosas tal como estan; y si los simios lograran sobrevivir y tomar el control del planeta, viniendo a ser como los humanos con un muy desarrollado inttelecto.

 

Para ellos sería un nuevo mundo, en ese momento tendría que aparecer el pionero de la raza mona.  Por causa de que para ellos el pasado no ha sido registrado en su historia, la historia simia tendría que comenzar desde allí.

 

En sus excavaciones, encontrarían los restos de los humanos y harían sus terorías de como los simios evolucionaron de los humanos. Calcularían cuantos millones de años les tomo para llegar a ser lo que serían, (simios). Para ellos, los esqueletos humanos, serian el eslabon para el simio, y nos pondrían como parte de lu linea evolutiva.

 

Los simios comenzarían a escribir su historia basada en sus  conocimientos, sin saver nada acerca de la civilizacion que existía antes. Mirarían las ruinas dejadas por nosotros, rascacielos, puentes, carreteras, aeropuertos,  ciudades abandonadas, la maquinaria que ahora usamos, computadoras, telescopios, los grandes varcos, aviones, tractores etc. Y pensarian que, por el azar de la naturaleza están ally.

 

Como no sabrian acerca de la forma en que estas cosas fueron hechas, los simios evolucionistas comenzarían a calcular: cuantos millones de años le tomo a la naturaleza para levantar un edificio, construir un puente, una torre. Sin saver que detras de todas esas massas de hierro y concreto habia una mente inteligente diseñando calculando, colectando, preparando y movilizando los materiales, alzando los edificios piso por piso, prefabricando los puentes y localizandoles donde estan.

 

Mirarían las carreteras internacionales y pensarían que por la coincidencia de la naturaleza se han trazado rectas a travez de  valles y montañas; sin saver que habian mentes inteligentes diseñando dibujando calculando, construyendo, poniendo cada piedra en su lugar, perfeccionando la obra.

 

Calcularían cuanto millones de años le tomó a la naturaleza para construir un tractor amontonando el acero particula por particula y haciendole tomar la forma que tiene, sin saber que havía una mente inteligente diseñandolo construyendolo.

 

Encontrarían una calculadora solar, y al mirar como los números aparecen solo al aplastar los botones, discutirían acerca de, cuanto tiempo le tomó a la naturaleza para construir esa calculadora; agrupando al azar: cada circuito,  separando los conductores de los semiconductores construyendo los paneles solares, haciendo los botones, la covertura, etc. Sin saver que huvo una mente inteligente detraz de todo aquello.

 

Si en esas condiciones, apareciera un simio diciendo que, huvo alguien diseñando construyendo, perfecionando las cosas allí existentes, sería entonces tildado de loco, echado fuera de la sociedad simia, mal visto por los demás.

 

Ahora, nosotros nos encontramos frente a una estructura viva personal, un mundo dentro de si mismo, un conjunto equilibrado, con vida, algo maravilloso como lo es nuestro cuerpo, acomodado en forma admirable. Si analizáramos sólamente una de las partes de nuestro cuerpo. El ojo por ejemplo.  De su funcionamiento, como trasmite las imagenes a nuestro cerebro, como! cuando cerramos nuestros ojos, aun podemos imaginarnos las figuras, describirlas recordarlas aun cuando no estan presentes, dibujarlas reconstruirlas en otro material, crear un abstracto de ellas, y aunque pase el tiempo guardar la imagen de su figura en el recuerdo.

 

Nosotros los humanos nos hemos cegado en nuestro propio conocimeinto. Como la Biblia dice en Romanos 1, profesando ser savios se hicieron necios y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de hombre corruptible y su necio corazon fué entenebrecido. Lo que ahora llamamos ciencia, nos quiere imponer que por el azar del destino, la naturaleza rejuntó al azar los materiales y al azar modeló cada parte de nuestro cuerpo hasta perfeccionarlo en lo que ahora es.

 

La ciencia que estudia la evolucion, dice que a la naturaleza le tomó un número determinado de años, para irnos construyendo y modelando hasta quedar en lo que ahora somos, y en un momento determinado, la naturaleza se canso de seguir construyendo y paró la evolución.

 

Viendonos como somos, no queremos reconocer que huvo álguien detrás de todo esto, diseñando, calculando, construyendo, perfecionando, hasta hacernos lo que somos, no soloamente una masa de materia o una bolsa de carne y huesos, sino con una mente que puede pensar analizar, planear, programar, capaces para construir otras cosas, de governar lo que está a nuestro alrededor.

 

Pensamos que la naturaleza por azar nos trajo a existencia, para vivir una vida inutil y por azar tambien nos llevará de regrezo a la tierra. Estamos tan ciegos espiritualmente que no queremos reconocer que hubo alguien diseñando, construyendo, modelando lo que somos así lo material y lo inmaterial, como: la inteligencia, la imaginacion, el deceo, el afecto, la fidelidad, el amor, la fé y otros aspectos puramente espirituales que nos hacen semejantes a Dios.

 

No queremos experimentar eso tan marabilloso que es volvernos a nuestro creador, a aquel precioso diseñador que hizo cada parte de lo que somos con absoluta precisión, quien nos ama y nos espera con los brazos abiertos. Aquel que tiene planes marabillosos para nosotros tanto en esta corta existencia como en la futura y eterna. Aquel que por su infinito amor envió a su Hijo unigénito a morir por nosotros, para salvarnos y para llevarnos a Dios.

 

Abre tus ojos, mira y entiende que no es por un accidente de la naturaleza que existes, sinó que Dios te trajo aquí con propósito. Date cuenta que cuando tu cuerpo deje de respirar, aquel YO INTERIOR que está presente cuando cierras los ojos, no morirá, sino que tendrá que regresar a dar cuentas a aquel que lo creó.

 

Déjame decirte que aun no es demaciado tarde para tí, en este mismo momento Jesucristo esta llamando a  la puerta de tu corazón. Déjale entrar.

 

Te invitamos a gozarte en la alabanza y adoración, a tener un encuentro personal con Dios, El tiene algo lindo esperando por tí, ya es tiempo de Buscar a Dios? Mañana puede ser demaciado tarde